miércoles, 9 de febrero de 2011

La leyenda de San Valentin

San Valentín Protector de los enamorados:






Sabemos muy pocas cosas sobre la vida de este santo. Valentín era un sacerdote que nació en Roma a mediados del siglo III y que gozó de un gran prestigio en aquella ciudad, hasta el punto de que el emperador Claudio II, el Gótico (emperador desde el año 268 al 270) lo invitó a su palacio para mantener una conversación y conocer de esta manera el por qué de su fama.


Según la tradición, Valentín aprovechó aquella ocasión para convencer al emperador de que siguiera los pasos de Jesús. Aunque en un principio Claudio II se sintió atraído por aquella religión que los mismos romanos perseguían, los soldados y el propio Gobernador de Roma, Calpurnio, le obligaron a desistir y organizaron una campaña en contra del santo. Claudio no tuvo más remedio que dar marcha atrás y mandó a Calpurnio para que lo procesara. Pero aquella misión la llevaría a cabo el lugarteniente del gobernador, Asterius. Cuando fue llevado ante él, éste se burló de la religión cristiana y puso a prueba a Valentín. Le preguntó si sería capaz de devolver la vista a Julia, su hija, que era ciega de nacimiento. Valentín aceptó y en nombre del Señor obró el prodigio. Asterius y toda su familia se convirtieron al cristianismo pero Valentín no se salvó del martirio, ya que temiendo una rebelión del ejército romano y de los paganos, el emperador lo mandó a ejecutar. Tras su detención, se le azotó y luego se le decapitó. Se le acusó de haber casado en secreto a decenas de parejas, desobedeciendo así las órdenes del emperador Claudio II.



En la víspera de su muerte, Valentino le escribió una última carta a Julia pidiéndole que se mantuviera cerca de Dios y la firmó "De tu Valentino". 



Valentin fue ejecutado el día siguiente, el 14 de febrero del año 270, cerca de una puerta que más tarde fuera nombrada Puerta de Valentino para honrar su memoria. Fue enterrado en la que es hoy la Iglesia de Práxedes en Roma. En el siglo IV, el Papa Julio mandó construir en la Via Flaminia (más allá de la actual Piazza del Popolo) el lugar donde había muerto el santo, una basílica que recibió durante muchos siglos las visitas de los peregrinos que querían venerar las reliquias. 



Cuenta la leyenda que Julia plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. Hoy, el árbol de almendras es un símbolo de amor y amistad duraderos. En cada 14 de febrero, el día de San Valentín, mensajes de afecto, amor y devoción son intercambiados alrededor del mundo.



La voz popular ha hecho de este santo el patrón de los enamorados, posiblemente porque durante estas fechas en los países nórdicos los pájaros se aparean o porque, según una tradición, en el tiempo en que vivió San Valentín, en el cual la religión cristiana estaba perseguida, él, a escondidas, casaba a las parejas bajo el ritual de la Iglesia. Algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba por este tiempo la adoración al dios del amor, cuyo nombre era Eros y a quien muchos simpáticamente le han pasado a llamar Cupido. También, y hace muchos siglos, fue tradicional en Inglaterra (en los siglos XVII y XVIII) la "fiesta de los valentines", donde se elegían a hombres y a mujeres para formar pareja. San Valentín goza de mucha popularidad sobre todo en los países de habla inglesa: Estados Unidos y Gran Bretaña y también en buena parte de todo el continente europeo.