miércoles, 22 de junio de 2011

Menstruación - informe

La menstruación, período o regla es la pérdida de sangre por la vagina desde el útero y representa el inicio del ciclo sexual femenino o ciclo menstrual, que es un ritmo de aproximadamente 28 días de duración y suele aparecer a partir de los 10-13 años de edad y dura hasta la menopausia.

Etimología

Esta palabra se deriva del español menstruo, proveniente a su vez del latín menstruus, cuyo origen está en mensis, que significa mes.

Descripción

La menstruación es un proceso cíclico fisiológico de las mujeres sexualmente maduras que ocurre con una cadencia media aproximada de veintiocho días, aunque el 90% de las mujeres tiene ciclos entre 23 y 35 días. Lo mismo ocurre en las hembras de todos los grandes primates. Durante la menstruación se produce un sangrado vaginal fruto de la descamación de la capa funcional del endometrio, como consecuencia de la brusca deprivación hormonal al final del ciclo femenino, cosa que se presenta si no se ha producido la implantación de un blastocito. Una de las cosas que ha llamado más la atención sobre la menstruación ha sido su periodicidad, recibiendo popularmente el nombre de «regla» por su rítmica aparición.

Consideraciones fisiológicas

El ovario sintetiza y secreta distintas hormonas esteroides:

Ciclo sexual femenino

El ciclo sexual femenino es un ciclo bifásico, es decir, está compuesto por dos etapas: la fase ovárica y la fase uterina.

Fase ovárica

Tiene como elemento fundamental al folículo. Su desarrollo y maduración presenta tres características generales básicas:
  • Selectividad: el folículo destinado a ovular procede de una población de folículos en crecimiento que, a su vez, provienen de una masa de folículos primordiales en reposo, formadas durante el desarrollo embrionario y fetal.
  • Continuidad: la puesta en marcha del desarrollo folicular es un proceso continuo, hasta que las reservas estén exhaustas.
  • Regularidad: el desarrollo folicular es un proceso regular y ordenado, con un índice constante de folículos que abandonan el pool en una unidad de tiempo. Esto significa que el ovario es un sistema regulado y coordinado, de manera que el inicio del crecimiento folicular se realiza en intervalos de tiempo regulares y con un índice de depleción de pool constante.

Fase uterina (ciclo endometrial)

Las distintas estructuras que forman el útero se hallan sometidas a la influencia de las hormonas ováricas. Las modificaciones más importantes se producen en el endometrio, también se observan en el moco cervical, expresión de la actividad de las glándulas del endocervix, y en forma menor en el miometrio.
Bajo la acción sucesiva de estrógenos y progesterona producidos por el ovario, la mucosa endometrial experimenta cambios cíclicos en su estrato funcional que se diferencian en tres etapas:
  • Proliferativa o estrogénica (del 5.º al 13.er día del ciclo).
  • Secretora o progestacional (del 14.º al 29.º día del ciclo).
  • Menstrual o de disgregación (del 1.er al 4.º día del ciclo).
Mitos y falsas creencias sobre la menstruacion: 

Acerca de qué les sucede a las mujeres o qué están en condiciones de hacer durante los días de la menstruación, existen muy viejas y falsas creencias. Se inventaron cuando aún no se conocía mucho sobre el funcionamiento del cuerpo femenino y las mujeres estaban sometidas a las leyendas que se tejían acerca de ellas. Recordemos algunas de estas creencias:
  • Cuando está menstruando, la mujer está impura, sucia y fea 
  • Cuando tiene la primera relación sexual, no corre el riesgo de quedar embarazada. 
  • Cuando está menstruando, la mujer no debe bañarse ni lavarse la cabeza. 
  • Cuando está menstruando, la mujer no debe comer determinados alimentos (leche y derivados, huevo, limón, etcétera.). 
  • La mujer sólo puede quedar embarazada cuando está menstruando. 
  • Cuando está menstruando, la mujer no debe tocar las plantas.. 
  • Cuando está menstruando, es malo para la mujer tener relaciones sexuales porque el cuerpo está más abierto y más sensible a contraer enfermedades (sí debe tenerse en cuenta que, como la sangre es vehículo da transmisión de algunas enfermedades, si la mujer o su pareja padece de alguna enfermedad transmisible, como la hepatitis B, tener relaciones sexuales sin protección o preservativo durante la menstruación aumenta el riesgo de transmisión de esa enfermedad).